Si alguien quiere vender móvil, ya sea nuevo o de segunda mano, muchas son las webs que ofrecen este tipo de servicios, denominados como intermediarios, que intentan velar porque la transacción que se realiza sea real y que lo que se compra y vende sea realmente lo que aparece anunciado antes de la realización de dicha transacción.

Suelen cobrar un porcentaje de la transacción pero garantizan que todo se hace de forma completamente legal y aumenta la seguridad entre las partes de esta compraventa.

Otra posibilidad es optar por webs que solamente emiten anuncios pero que se lavan las manos en caso de que se produzca un conflicto entre lo que se iba a vender y lo que se vendió. Este tipo de webs no cobra nada por este servicio.

Otra cosa es la moda actual de vender móvil desde fabricantes directamente, como es el caso de la compra y venta de móviles chinos. En ese caso lo que se suele realizar es buscar un web de referencia que tenga una buena reputación y comprar a través de la misma.

En todo caso, la verdad es que el mundo online ha permitido que se cree un mercado de venta de terminales móviles de telefonía  de segunda mano que es muy activo.

Compartir