Su lanzamiento se realiza en forma de campaña de compra colectiva en Indiegogo, la principal plataforma de Crowdfunding a nivel mundial, de forma que está accesible antes de su venta en establecimientos, a un precio inferior. Está accesible en http://igg.me/at/indiegogo

Geoband está orientado a las personas que habitualmente no disponen de dispositivo móvil, normalmente niños con rango de edad desde los 2 a 12 años, personas dependientes (ancianos, con discapacidad cognitiva, etc.). Por su versatilidad, el producto también se adapta a mascotas y a todo tipo de pertenencias imaginables, desde una simple maleta, a un bolso o a un automóvil.

Los dispositivos Geoband se conectan a internet para transmitir información relevante de ubicación en tiempo real a una aplicación de móvil que permite su seguimiento, disponible para Android y IOS.

Incorpora tres sistemas de localización para exteriores e interiores: Satélites GPS, triangulación de antenas de telefonía móvil y Wifi. Además, posee un sistema de ahorro de energía inteligente que permite al sistema conmutarse automáticamente en una circunstancia que precise de menos atención para ahorrar batería. A esto se añade que su batería integrada posee una capacidad un 40% superior a las de otros productos similares.

El dispositivo Geoband posee un botón de alerta que se puede activar si ocurre algún problema. Puede recibir mensajes enviados desde el móvil o PC del cuidador gracias a su pantalla OLED de 1,3 pulgadas, así como definir áreas de seguridad a las que llamamos geovallas, límites que al ser traspasados provocan el envío de un mensaje de alerta a la aplicación móvil.

Una función que cabe destacar por su utilidad, sobre todo en personas dependientes, es la de control de caídas, golpes o inmovilidad prolongada, ya que el dispositivo permite detectar por su acelerómetro un movimiento inusual en el que porta la geoband. De la misma manera es aplicable a medios de transporte, emitiendo un sonido de alarma en caso de colisión o movimiento sospechoso.

A cualquier persona que tenga un mínimo atisbo de duda sobre el uso cotidiano de la geoband, pensad en si alguna vez os habéis hecho alguna de estas preguntas:

– ¿Dónde ha ido mi hijo?

– ¿Estará bien el abuelo?

– ¿Dónde había dejado mi maleta?

– ¿Dónde está el perro?

– ¿Ha llegado mi hija al colegio?

– ¿Por qué se mueve mi moto si no estoy en ella?

– ¿Dónde había aparcado?

Son preguntas del día a día que pueden perturbar la paz de un momento feliz. Todos lo sabemos. No cabe duda de que nuestro objetivo es evitar todas las tristes noticias de desaparecidos que sean posibles, y ver disminuir los rostros de preocupación de unos padres inquietos porque sus hijos no traspasen los lugares seguros.

Compartir