Cuando queremos poner en Internet nuestra empresa, web o blog corporativo, una de las primeras cosas que debemos de analizar es cual va a ser nuestro proveedor web host. Y es que muchos son los proveedores que ofrecen estos servicios, pero una cosa está clara: ¿dejarías tu negocio en manos de un desconocido? Pues entonces, ¿por qué no esforzarse en buscar un proveedor de alojamientos web que sea el mejor para nuestro negocio?

Podemos encontrarnos ofertas web host a precios muy variados, pero algo tiene que haber que las diferencie para que la horquilla de tiempos sea tan amplia. Por ese motivo es muy recomendable el leer toda la letra pequeña que ofrecen los diferentes proveedores web host ya que en ella se verá claramente el por qué de las diferencias en precios.

Garantía total de que nuestra web o blog siempre estará visible aunque se caiga el servidor principal, tiempos de respuesta a nuestras reclamaciones o problemas reducidos, incluso referencias de que el servicio de atención al cliente es bueno. Todos son factores que pueden hacer que un servicio web host sea más caro que otro y que a simple vista no lo podemos percibir pero que luego, en la práctica, lo comprobamos y nos lamentamos en caso de que nos hayamos equivocado.

Compartir