Contratar adsl para un hogar es algo que, en estos tiempos, se plantea más complicado de lo que parece. Y es que la multitud de proveedores que han surgido, con diferentes ofertas, bonos, servicios complementarios y, como no, tarifas, hace que a uno le sea imposible el escoger por una u otra sin haber hecho poco menos que un master en la materia.

Lo primero que deberíamos de analizar para contratar adsl es saber cuáles van a ser nuestras necesidades reales en el hogar. Es decir, que uso le voy a dar a la conexión que quiero tener en mi casa. Siempre es tirar un poco por lo alto por si la necesitásemos en alguna ocasión, pero para qué queremos tener 100 MB contratados cuando con 25 MB puede que nos sobre. Ese sobrecoste lo estaremos pagando  en la cuota mensual de forma innecesaria y nos puede encarecer la cuota mensual de nuestro adsl.

Por lo tanto, una forma de optimizar nuestro precio de la conexión de Internet, es saber el uso real que le vamos a dar.

La cosa se complica cuando algunos operadores comienzan a incluir esta con otros servicios como TV o telefonía fija o móvil. Hay separar el coste de contratar adsl y del resto de los servicios se une y es más complicado de individualizar. En estos casos recomendamos que no se contraten servicios que no se van a usar como forma de abaratar el paquete. Realmente contratar lo que hace falta.

Compartir