Si algo ha traído el mundo online es el concepto de la globalización. Y esto en el mundo comercial supone que tenemos a disposición de cualquier usuario de Internet el poder comprar en cualquier tienda online que haya en el mundo sin la necesidad de tener que realizar ningún tipo de desplazamiento físico.

Desde cualquier dispositivo que se conecte a Internet, se puede entrar en cualquier tienda online y realizar una compra solicitando se remita lo comprado a la dirección que uno indique, lo cual, en su conjunto, es un proceso claramente identificador de lo que es la globalización que ha venido de la mano de las TICs y de la expansión de Internet.

Una de las mejoras experimentadas desde los inicios de las tiendas online hasta hoy es el aumento en la seguridad a la hora de realizar los pagos, ya que hay diferentes plataformas que se encargan de realizar los pagos mediante un sistema de ‘pago seguro’ vinculados a las tiendas que garantizan que la transacción es real y ayudan a defender los derechos del comprador. Que un determinado medio de pago lo admita una tienda online supone que ese medio ha analizado el comportamiento de esta y admite como una tienda legal.

La seguridad creciente en el comercio electrónico es uno de los factores claves que ha hecho explotar el uso de este tipo de tiendas.

Compartir