Hay un perfil de turista que lo que quiere es conocer los destinos que visita, sus entornos y, en definitiva, su exigencia es moverse y conocer. Pero hay otro perfil de cliente que lo que prefiere a la hora de elegir un destino es el lugar de descanso, que sea de esos que se conoce como ‘hoteles con encanto’. Y con esto no queremos decir que deban de estar en esta o aquella ciudad o país, sino que, sencillamente, hagan la estancia del turista diferente, cumpliendo sus altas expectativas y convirtiendo su estancia vacacional en una experiencia inolvidable.

Lo que es habitual es encontrarnos estos hoteles con encanto en un entorno que también es rico en algún aspecto, bien porque hay mucho que el turista puede ver o, sencillamente, justo por lo contrario porque permite aislarse por completo al viajero de todo el resto del mundo.

Y es que, como todo en esta vida, lo del encanto depende de cada uno y de lo que considere el que es un hotel con encanto. Lo cierto es que este tipo de destinos son cada vez más solicitados, tanto en agencias de viajes como a través de Internet, porque cada día hay más turistas que consideran como fundamental en sus viajes que lo esencial es que su descanso sea lo mejor posible y que el resto ya se verá cuando se esté en el destino escogido.

Compartir