Hablar de vuelos última hora puede englobar dos perfiles de usuarios, aquellos que realizan sus viajes por obligación, léase trabajo y aquellos que realizan sus viajes por placer, léase vacaciones.

Los descuentos que encontramos en los vuelos última hora de determinadas compañías pueden llegar a suponer un descuento de hasta el 75% del precio oficial de la tarifa estándar que posee la compañía para ese vuelo. Pero el hecho en sí es que una compañía que tiene un vuelo cerrado y por cualquier circunstancia se queda con dos espacios vacíos, prefiere cubrirlos a bajo coste que dejarlos vacíos en el viaje. Este tipo de ofertas son las que se ofrecen en estos vuelos última hora.

Tanto compañías tradicionales como las low-cost comercializan este tipo de vuelos con mucha asiduidad, ya que es mejor ganar algo por esas dos plazas por ejemplo que no ganar nada.

El perfil de aquellos viajeros vacacionales que se aprovechan de estas ofertas es más complicado, ya que no solo es que estén interesados en el destino para el que quedan plazas vacías a última hora, sino que además deben de tener la disponibilidad de tiempo para ello, porque normalmente estas plazas aparecen con un reducido plazo de tiempo antes de que salga el vuelo. Aun así, hay verdaderos especialistas en aprovecharse de estos vuelos última hora.

Compartir