Los destinos a los que no resulta muy caro volar desde España siempre son bien acogidos a la hora de decidir un punto al que ir en una escapada como el puente de diciembre y, uno de estos lugares es Birmingham, la segunda ciudad más grande de Inglaterra, cuna de la Revolución Industrial y cuna del Heavy Metal, donde se formaron dos grupos referentes de este estilo musical: Judas Priest y Black Sabbath.

Si decidimos ir a Birmingham, algunos de los imprescindibles para conocer son su Ayuntamiento, que parece un templo romano; el Simphony Hall, el teatro más importante de la ciudad; la Catedral de San Felipe, mucho más sencilla de lo que pensamos al oír la palabra “catedral”; el museo de arte, con una magnífica colección; Aston Hall, una mansión de estilo jacobino; Cadbury World, una antigua fábrica de chocolate; National Sea Life Centre Birmingham, uno de los mejores acuarios del país; o el museo de ciencias.

Esta ciudad también podemos recorrerla en un barco por los canales, tiene más kilómetros de canales que Venecia. Y otras actividades que podemos realizar es disfrutar del teatro, ópera, ballet, y música en vivo que podemos encontrar por toda la ciudad.

No podemos dejar de aprovechar el viaje para comer el balti, la exquisitez culinaria de la ciudad que consiste en utilizar mucho curry picante en los platos. De hecho, hay una asociación, The Balti Triangle, que engloba más de cien restaurantes que basan su menú en este tipo de cocina.

Compartir