Una buena excusa para conocer una ciudad como Londres o volver a hacer una visita a este destino que es una de las ciudades más visitadas del mundo, es el puente de diciembre.

Es un destino perfecto en el que encontrar atracciones y actividades para todos los gustos y para todos los públicos, donde, buscando, podemos encontrar alojamientos económicos y a donde vuelas varias compañías low cost por lo que es sencillo encontrar un buen billete de avión.

En diciembre encontraremos montones de luces de navidad iluminando la ciudad y los mercados de navidad típicos en los que encontrar artesanía y objetos de todo tipo en un ambiente festivo en el que si queréis mimetizaros con él debéis probar el vino caliente con especias mientras los recorréis.

Hay restaurantes, moda y tarjetas turísticas baratas para no gastar mucho, además de bastantes atracciones gratuitas.

Algunos de los imprescindibles para visitar Londres son: la Abadía de Westminster, la catedral St. Paul, la Torre de Londres, el museo Madame Tussauds, el London Eye, Trafalgar Square, Piccadilly Circus, el Palacio de Buckingham, el Big Ben, Covent Garden y el London Bridge. También podemos dar un paseo en barco por el Támesis, ver el cambio de guardia o patinar sobre hielo en cualquiera de sus muchas pistas.

En Londres, algunos de los platos típicos que podemos probar, además del famoso Té Inglés, son: Fish and Chips, roast beef, steack and kidney pie, yorkshire pudding, baked beans y Apple pie.

Compartir