Bulgaria es un país que tiene aproximadamente el 30% de su territorio ocupado por montañas, contando con la Cordillera de los Balcanes en la que el pico más alto es el Botev y, tiene en Rila el monte Musala, el pico más alto de los Balcanes, con 2925 m. rodeado además de 7 lagos de origen glaciar,  por lo que este destino nos ofrece todo lo necesario para decidirnos a visitarlo en un viaje o escapada de invierno para practicar esquí o nuestro deporte favorito de invierno si estamos indecisos sobre dónde ir este año.

En Bulgaria podemos encontrar 19 estaciones repartidas entre las zonas de la Cordillera de los Balcanes, Osogovo, Pirin, Rila, Ródope y Vitosha, que nos ofrecen más de 200 km de pistas con un total de 77 remontes y las pistas del país están entre las mejores de Europa.

Las estaciones más populares son 4:

Vitosha: en la montaña del mismo nombre, junto a Sofia y el parque natural más antiguo de la península de los Balcanes. Tiene unos 20 km de pistas de todos lo niveles de dificultad y 15 remontes.

Borovets: es el centro más grande del país, en Rila, que es de carácter alpino. Se puede practicar todo tipo de deporte de invierno y tiene alrededor de 60 km de pistas para todos los niveles y 13 remontes.

Pamporovo: es el más turístico con pistas de nivel mundial, en las montañas de Ródope. Tiene más de 30 km de pistas y 10 remontes.

Bansko: la estación más tradicional, de clase mundial y nivel europeo, en la montaña de Pirin en la que la temporada de esquí es más larga que en el resto.

Compartir