Croacia es un país que en invierno nos puede sorprender mucho, donde podemos descubrir un país desconocido e inesperado como destino para un viaje de invierno ya que dispone de fabulosas áreas montañosas que provocan que podamos conocer otra Croacia si la elegimos como destino en invierno y más si la finalidad es practicar nuestros deportes de temporada favoritos.

Croacia nos ofrece alrededor de 10 estaciones de esquí repartidas por su territorio que tienen más de 9 km de pistas en total con 8 remontes.

Las estaciones más populares son:

Sljeme: en el monte Medvednica, cerca de Zagrev, donde además, cada año, se celebran dos competiciones, la Copa Mundial Audi FIS con el trofeo femenino Vip Snow Queen Trophy y el Slalom masculino nocturno.

Es esta estación también se puede practicar esquí nocturno y está preparada para ofrecer diversión a todos los niveles, desde principiantes hasta experimentados, en unos 4 km de pistas. Dispone de 3 remontes.

Platak: cerca de Rijeka, es la estación a la que acuden normalmente los turistas por ofrecer pistas de muy buena calidad. En la montaña Radesevo, ofrece unas vistas espectaculares del Mar Adriático y las islas. Tiene aproximadamente 5 km de pistas y 5 remontes desde los que tenemos unas vistas espectaculares.

Bjelolasica: el Centro Olímpico Croata, localizado en la región de Karlovac, que es la estación de esquí más grande del país. Tiene 9 pistas y 6 remontes y también se puede practicar esquí fuera de pista.

Compartir