Si estáis pensando en encontrar un destino perfecto para vuestras vacaciones de invierno o para ir a practicar un deporte de invierno como el esquí, Estonia es el lugar indicado porque a pesar de no ser un destino muy popular en España es un país que cada año recibe un número de turistas dos veces superior al número de su población.

Además, Estonia es un país famoso mundialmente por sus pistas de esquí de fondo y un destino muy asequible a todos los bolsillos.

Hay lugares a lo largo del país que están dedicados exclusivamente a los deportes de invierno y la capital de invierno es Otepää, donde, en su estación de esquí, se llevan a cabo algunas etapas de los campeonatos mundiales de esquí de fondo y, donde, tengamos el nivel que tengamos podemos practicar este deporte-

En invierno todo el país se cubre de nieve, por lo que los trineos el esquí y el patinaje sobre hielo se vuelven los reyes de las actividades, además de poder encontrar algunos fenómenos naturales espectaculares como las figuras de hielo que se forman bajo las cascadas.

Estonia nos ofrece 4 estaciones de esquí que suman un total de 4 km de pistas con 17 remontes entre ellas, repartidas por la zona de Valgamaa.

Además, la industria de extracción de petróleo deja a lo largo del país numerosas montañas de cenizas de pizarra bituminosa y en una de ellas se ha creado un centro de actividades deportivas en el que practicar esquí en invierno y motocross en verano. Podemos encontrarlo en la zona de Tartumaa, es el Kivioli Adventure Center.

Compartir