Si buscas un destino para un viaje de invierno en el que practicar un deporte de invierno como es el esquí no necesitas pensar muy lejos puesto que en el país vecino, Francia, tiene innumerables lugares a los que acudir tengas el nivel que tengas de experiencia y busques la modalidad que busques.

En Francia el esquí es un deporte de invierno muy extendido entre la población y, es muy habitual la práctica de esquí de senderismo, esquí fuera de pista y esquí alpino.

Francia solo tiene poco más del 1% de su territorio montañoso acondicionado para el deslizamiento y el esquí, pero aun así, es el mayor dominio esquiable del mundo. Hay más de 200 estaciones de esquí que suman más de 10.000 km de pistas entre los Alpes y los Pirineos.

En los Alpes tenemos lugares como Chamonix donde practicar esquí fuera de pista, el Gran Macizo que suma 265 km de pistas, el macizo de la Vanoise donde los Trois Vallées suman 600 km de pistas comunicadas en 4 estaciones de esquí o Serre – Chevalier que ofrece 250 km de pistas en los Alpes del Sur.

En los Pirineos, podemos encontrar lugares como la estación de la Mongie que ofrece un recorrido único fuera de pista solo para esquiadores experimentados, el descenso del Pic du Midi de Bigorre, o cualquiera de las muchas estaciones de esquí que tienen entre 60 y 100 km de pistas de todos los niveles de experiencia.

Compartir