Georgia, conocida como “la Suiza del Cáucaso”, es uno de esos destinos perfectos para elegir en un viaje de invierno si nos gustan los lugares que no están masificados por el turismo y en los que podemos, además de conocer sitios nuevos, practicar nuestros de portes de invierno favoritos. Es una joya para descubrir.

En su frontera con Rusia se encuentra el monte más alto de Europa, el monte Elbrus, en la Cordillera del Cáucaso, donde es todo un placer disfrutar de la práctica de deportes de invierno entre sus magníficos paisajes.

En Georgia hay 5 estaciones de esquí. Las 3 principales son Gudauri, Bakuriani y Mestia, todas en la zona de Kazbegi.

En Gudauri podéis ascender a montañas, glaciares y espectaculares crestas en helicóptero, y realizar descensos de vértigo acompañador de guías expertos o hacer un descenso tras un vuelo en parapente. En esta estación podemos encontrar un telesilla con más de 2 km de recorrido o un funicular con cerca de 3 km. Hay más de 50 km de pistas en esta estación, para todos los niveles, principiante, intermedio o experto, con 7 remontes.

Bakuriani, en la Cordillera de Trialeti, es famosa, además de por la estación de esquí y su enclave, por sus manantiales de aguas minerales. Aquí se realizan varias competiciones de deportes de invierno como el slalom o el biatlón. Tiene más de 17 km de pistas para todos los niveles de experiencia con 6 remontes.

Compartir