En plena época de esquí a veces tenemos la oportunidad de hacer un viaje de invierno y nada mejor que combinar unas vacaciones en época invernal con la práctica de un deporte de invierno tan popular como es el esquí.

A la hora de decidir un destino al que ir para hacer un viaje de invierno y esquiar los lugares europeos más habituales en los que se piensa son España, Francia, Andorra e incluso Austria y Suiza pero hay innumerables países a los que podemos decidirnos a ir para combinar nuestro viaje.

Uno de estos sitios es Hungría, que no tiene nada que envidiar al resto en cuanto a calidad y que nos ofrece un buen puñado de estaciones de esquí. Podemos encontrar más de 30 km de pistas con 53 remontes repartidos entre 20 estaciones de esquí.

Dos de las mejores estaciones de esquí de Hungría son:

Dobogóko: muy cerca de Budapest, es una de las más populares del país, con unas fantásticas vistas, cuyas pistas tienen una nieve de buena calidad, más de 2 km de recorrido y 1 remonte y podemos realizar otras muchas actividades relacionadas con la nieve.

Kékesteto: en la Cordillera de Matra, es la estación de esquí más alta del país, rodeada de bosques de hayas, con unos 3 km de pistas y 4 remontes. Al estar situada en el pico más alto de Hungría, es el primer lugar en el que nieva y el último en el que deja de hacerlo.

Compartir