Ahora que la Unión Europea y EEUU han levantado las sanciones a Irán, el país está decidido a impulsar el turismo y dar a conocer las características de su territorio.

En estas fechas muchos estáis pensando en realizar un viaje de invierno pero no tenéis claro qué destino escoger para ir y además, en plena temporada de esquí, los aficionados y amantes de los deportes de invierno muchas veces buscan combinar un viaje turístico con la práctica de su hobby, como por ejemplo el esquí.

La propuesta que os traemos hoy es Irán como destino de un viaje de invierno para practicar esquí o un deporte de invierno relacionado con la nieve. Es un país que a día de hoy tiene una situación de seguridad estable, aunque como siempre, os recomendamos visitéis siempre las recomendaciones de la página del Ministerio de Exteriores antes de ir

Irán nos ofrece más de 40 km de pistas a las que acceder en más de 40 remontes, repartidos entre sus alrededor de 20 estaciones de esquí donde la nieve es de muy buena calidad, polvo seca, y donde la industria del esquí no deja de crecer año a año.

Una de las estaciones de esquí más populares del país es la estación de Shemshak, en los montes de Elburz a 50 km de Teherán, que dispone de unos 15 km de pistas para todos los niveles de experiencia, de principiante a experimentado y 7 remontes, aunque ya no ofrece esquí nocturno, actividad anulada por decisión judicial.

Compartir