A la hora de decidir un destino para realizar un viaje de invierno en el que no solo se ofrezca el turismo clásico sino que nos proporcione la posibilidad de practicar deportes de invierno como el esquí, Japón es uno de esos destinos a tener siempre en cuenta para tomar la decisión.

Japón en invierno es un paraíso para los esquiadores y amantes del snowboard. Es un país muy montañoso que tiene nevadas abundantes, una calidad excelente de la nieve y más de 600 estaciones de esquí de clase mundial repartidas por su territorio que nos proporcionan más de 2000 km de pistas de todos los niveles, sea principiante, intermedio, avanzado o experto y cuya temporada dura desde mediados de diciembre hasta abril aproximadamente.

En Japón se han celebrado dos veces los Juegos Olímpicos de Invierno y muchas de sus estaciones son onsen, es decir, balnearios de origen volcánico en los que poder deleitarnos en sus termas de aguar caliente los días que estemos allí para practicar nuestro deporte de invierno favorito.

Las estaciones de esquí más conocidas se encuentran en las regiones de Hokkaido, Tohoku, Kanto, Chubu, Kinki y Chugoku.

La estación de esquí más conocida, más grande y más popular de Japón es Niseko, localizada en Hokkaido que, además, tiene el área iluminada más grande del país para practicar esquí nocturno. Esta estación de esquí tiene más de 50 km de pistas de todos los niveles y alrededor de 29 remontes.

Compartir