Una propuesta para un viaje de invierno a un país poco frecuentado por los turistas que, además, nos permite practicar nuestros deportes de invierno preferidos como puede ser el esquí, es Letonia.

Letonia es un país muy llano con una altitud media baja, pero en invierno tiene un clima algo extremo con temperaturas muy bajas y grandes nevadas en todo el país que nos deja unos paisajes fascinantes y un escenario perfecto para practicar deportes de invierno como el hockey sobre hielo, que es el deporte más popular, el patinaje sobre hielo, el esquí y las carreras de trineos.

Hay más de 30 estaciones de esquí repartidas por Letonia pero la que se considera la capital de invierno del país es la ciudad de Sigulda, una de las más importantes del país, en cuyas estaciones, además de esquí, se practican todo tipo de deportes de inviernos, sobre todo descensos en trineo.

Sigulda está situada en el Parque Nacional de Gauja el atractivo natural principal del país y alberga la mayor estación de esquí de Letonia. A la zona de Sigulda se la conoce como la “Suiza Letona” por sus paisajes.

Aprovechando nuestra estancia para disfrutar de la estación de esquí, podemos recorrer los muchos puntos turísticos que nos ofrece la zona de Sigulda como el castillo de Turaida, la cueva de Gutmanis, el Parque Nacional, la Iglesia de Vidzeme o el Castillo Nuevo y el Viejo Castillo.

Compartir