Para hacer un viaje de invierno dentro de Europa hay muchos lugares que no son muy populares en el turismo por lo que aun no están masificados, pero eso no significa que no tengan un encanto especial y nos puedan ofrecer parajes, paisajes y experiencias únicas.

Si además buscas combinar el viaje con la práctica del esquí o de cualquier otro deporte de invierno que te gusta, hay muchos lugares en los que pocas veces pensamos para decidir el destino.

Hoy os proponemos un viaje a otro país de los Balcanes, en este caso se trata de Macedonia, un pequeño país compuesto de 16 montañas (su pico más alto es el monte Korab) y más de 50 lagos con una posición estratégica en Europa.

Las montañas de Macedonia son famosas por las infraestructuras que tienen para la práctica de deportes de invierno. Y una de las zonas de esquí del país, Tetovo, la localidad que está más cerca de la estación de Popova Sapka, tiene un precio medio más barato que el destino más económico de Europa Occidental, en concreto la mitad de precio.

Popova Sapka, en Skopje, está rodeado de los Alpes Dináricos y en esta estación se puede practicar además de esquí y otros deportes de invierno, snowcat o catski.

Otras estaciones de esquí, además de unas cuantas más pequeñas, a las que podemos acudir son Mavrovo en la montaña de Brista, Oteshevo, Krushevo cerca de Prilep y Begova Cheshma.

Compartir