Rumania es uno de esos países en los que es un placer disfrutar del turismo activo y si estáis buscando un destino para un viaje de invierno en el que poder, además, practicar un deporte de invierno como por ejemplo el esquí, es un destino a tener muy en cuenta.

Rumanía está compuesta en un tercio de su territorio por montañas como Los Cárpatos o los montes Apusení, lo que la convierte en un país en el que los deportes de invierno y de montaña están extendidos.

En Rumania podemos encontrar más de 25 estaciones de esquí que suman más de 200 km de pistas de todos los niveles de experiencia en los que poder disfrutar, pero las estaciones de esquí más populares son:

Poiana Braşov: en la zona de Transilvania, a 12 km de la ciudad de Brasov. Tiene algunas de las mejores pistas de esquí del país y es conocida internacionalmente. Encontraremos más de 20 km de pistas para todos los niveles de experiencia y alrededor de 11 remontes en esta estación.

Sinaia, en la misma zona de los Cárpatos que la anterior, en el pueblo de Sinaia, ofrece algunas de las instalaciones más modernas de Europa con 5 remontes y 20 pistas de todos los niveles de experiencia y una pista de bobsleigh.

Predeal, en el valle Prahova, es la localidad más alta de Rumanía y alberga una de las estaciones de esquí más populares. Tiene 15 pistas que suman más de 8 km para todos los niveles de experiencia y 6 remontes.

Compartir