Si eres un amante de la naturaleza, te gustan los deportes de invierno y estás buscando un destino para hacer un viaje de invierno, te proponemos un destino que no deja indiferente a nadie, Suecia, un país moderno que convive con la naturaleza en todo su esplendor.

Es el mayor de los países nórdicos y en toda su extensión se dan 3 tipos de clima diferentes, el boreal, el oceánico y el húmedo continental.

Suecia es un país en el que los deportes y aventuras de invierno tienen una gran cabida y donde podemos practicar actividades como el esquí, rutas en trineo tirados por perros, pesca en hielo, conducción sobre hielo, conducción de motos de nieve o patinaje sobre hielo.

Las estaciones de esquí tienen descensos de gran calidad y sus pistas son muy extensas. Hay alrededor de 200 estaciones que suman más de 1000 km de pistas y un gran número de remontes. Muchas de estas estaciones son familiares y es muy habitual ver a los noruegos esquiar con los niños. Existen pistas para todos los niveles de experiencia y también se puede practicar snowboard o saltos de esquí.

La estación de esquí más popular que, además, es el centro líder de deportes alpinos del norte de Europa es la estación de Åre, en el norte del país, en Jämtland. Ofrece más de 90 km de pistas de todos los niveles, desde pistas negras impresionantes hasta pistas pata principiantes y aquí también se puede practicar heliski. Consta de 32 remontes.

Compartir